Sí, Su Gracia: la dura vita del re

Quien soy
Philippe Gloaguen
@philippegloaguen

En tiempos en que la palabra corona se asocia automáticamente con el virus que nos mantiene a todos confinados en nuestros hogares, la reseña de Sí, Su Gracia nos lleva un poco atrás en los días, cuando las únicas coronas que conocíamos eran las de cerveza y las que se encontraban en la cabeza de un rey o una reina.

Estos últimos son los protagonistas de Yes, Your Grace, en el que se nos llama a defender nuestro reino de los enemigos invasores, acompañados de otras amenazas mucho más sutiles y desconocidas. No faltan elementos fantásticos, que en conjunto contribuyen a la dinámica desarrollada por los muchachos de valiente en la noche para hacer de Yes, Your Grace un título muy interesante, especialmente si amabas Papers, Please y todo el género generado por él.



Más allá de la clara inspiración extraída del esfuerzo de Lucas Pope, Yes, Your Grace todavía logra construir su propia identidad gracias a una mezcla entre el género administración y que estratégico exitoso pero no del todo libre de defectos, va a hacer un guiño al mundo de las aventuras gráficas y al de los juegos de rol. Si con esta breve introducción logré despertar tu curiosidad, ¡solo tienes que seguir leyendo!

Como en el mejor de los cuentos de hadas, deberíamos empezar por el clásico “érase una vez”. El escenario de Yes, Your Grace es el reino fantástico de Davern, gobernado por el rey que vive dentro del castillo de Grevno. Además de una esposa, el rey que personificamos también cohabita con tres hijas, la mayor de las cuales ya está en edad de casarse, mientras que la más joven es todavía una niña.


Una vez por semana el salón del trono se llena de gente dispuesta a pedir la ayuda del rey para algún tipo de problema, llevando así adelante lo que al menos inicialmente se nos presenta como una situación de administración normal entre robo de pollos y otros asuntos de simple. rutina. Pronto, sin embargo, esta situación se complica, cuando nos enteramos de que un enemigo se mueve en grandes fuerzas para invadir el reino y dirigirse directamente al castillo, con la intención de reclamar lo que el mismo rey le prometió hace algún tiempo.


Una combinación exitosa entre gestión y estrategia

Sin entrar en demasiados detalles para no estropear el gusto de jugar Sí, Excelencia, le puedo decir que hay parcela del juego logra entrelazar bastante bien los eventos internos de la familia real con el destino del reino de Grevno, presentando una serie de elecciones de las que depende lo que vemos que sucede en la pantalla. Una vez que se completa toda la historia, hay un resumen general dedicado a cada protagonista, que cuenta cualquier final o cualquier nuevo comienzo. Por ello, además de la seis a siete horas necesario para completar el juego por primera vez debemos agregar al menos una vez más en la que estaremos motivados para empezar de nuevo Sí, Su Gracia, para ir y cambiar el curso de los acontecimientos que presenciamos la vez anterior.

Desde el punto de vista narrativa Por lo tanto, el esfuerzo de Brave At Night funciona bastante bien, también gracias a la sabia decisión de dividir la aventura en dos partes principales. Entre la primera y la segunda parte no solo hay diferentes elementos de la trama, sino también dinámicas ligeramente diferentes que rompen así lo que de otro modo podría ser una repetición demasiado aburrida de los mismos eventos. Con ganas de quisquilloso, el juego consigue alternar destinos para que nos encariñamos con los distintos miembros de la familia real, perdiendo así un poco a nivel empático en lo que son algunos pasajes clave de la historia.


Volviendo en cambio a dinámica de Yes, Your Grace, como ya se mencionó, nos enfrentamos a una mezcla de elementos extraídos principalmente del mundo de la estrategia y la gestión, pero no solo. El ritmo de avance del juego se basa en el paso de las semanas, para encontrarnos por tanto cada siete días teniendo que decidir cómo gestionar el recursos a nuestra disposición (oro y comida), manteniendo un nivel positivo de apreciación por parte de los súbditos.


Un rey que se precie obviamente sabe que no es posible complacer a todos, especialmente en tiempos de guerra. Por lo tanto, depende de nosotros tratar de mantener todo a flote, al mismo tiempo que manejamos las situaciones que el juego nos pone por delante. En las primeras etapas, por ejemplo, será necesario contactar con los señores del reino para obtener su apoyo en la guerra, aumentando así el número de soldados que se pueden desplegar.

En las etapas más avanzadas tendremos algunas figuras para enviar por el reino, investigando hechos particulares relatados por los sujetos o para ir a recuperar recursos para ser utilizados de cara a la guerra.

Información útil

Jugué Yes, Your Grace en PC, descargándolo de Steam. El juego contiene algunas referencias a contenido para adultos, como sexo y consumo de drogas.

Duración
  • Alrededor de seis a siete horas, con un alto valor de repetición.
estructura
  • Textos en inglés, doblaje no presente.
Carta de juego
  • Nombre del juego: Sí, su gracia
  • Fecha de lanzamiento: Marzo 6 2020
  • Plataformas: PC
  • Idioma del doblaje: N/A
  • Idioma de los textos: Inglés

Para concluir esta revisión, Tengo ganas de recompensar Sí, Su Gracia y el trabajo realizado por el equipo de Brave At Night, que recuerdo está formado por cinco personas. La única pega sigue siendo aquella por la que quizás se podría haber empujado un poco más hacia los géneros de los que bebe Yes, Your Grace, que aún logra mantener al jugador firme en la silla semana tras semana, animándolo una vez visto el final. volver al menos una vez para ocuparse de los asuntos de Davern. Incluso el precio de alrededor de 17 euros es definitivamente acorde con la oferta general.



Revisión de Videogamingallday.com
gráficos

Más que por la dinámica de juego, Yes, Your Grace hace un guiño al mundo de las aventuras gráficas gracias al estilo con el que se presenta. El pixel art desarrollado por Brave at Night nos transporta directamente a la época dorada de Monkey Island y compañía, dejándose apreciar por su detalle a lo largo de la duración del juego. La representación de las escenas clave también es excelente, así como el cuidado de las distintas zonas del castillo entre las que nos encontramos moviendo nuestros pasos.

85
BANDA SONORA Y HABITACIÓN DOBLE

Entre los aspectos más agradables de Yes, Your Grace es sin duda posible mencionar la banda sonora del juego. Todas las etapas de la historia van acompañadas de canciones originales realizadas por los desarrolladores, incluyendo algunas canciones donde además de los instrumentos también encontramos la voz. Sin embargo, en cuanto al doblaje, los personajes hablan, pero en realidad no dicen nada de sentido completo: es evidente que se trata de una elección estilística.

85
JUEGO

Sí, Su Gracia logra evitar la excesiva repetitividad de la dinámica descrita en el cuerpo de esta reseña, manteniendo así activo el interés del jugador. Sin embargo, en términos de jugabilidad pura, el juego no se abre paso como esperábamos. La mezcla desarrollada por el equipo inglés funciona, eso sí, pero la sensación al final es que podría haber sido posible ir un poco más allá en algunos casos, dando así más profundidad al juego. Un ejemplo de todo esto es la referencia a las aventuras gráficas, fuerte como se dice en el aspecto visual pero débil en cuanto a mecánicas de juego. Los pocos acertijos, si podemos llamarlos así, de hecho se pueden contar con los dedos de una mano y se resuelven fácilmente.

78
Escala de calificación total
80
¿Te gustó el artículo? ¡Compártelo!
Audio vídeo Sí, Su Gracia: la dura vita del re
Añade un comentario de Sí, Su Gracia: la dura vita del re
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.